For reservations please call

t. 787 725-4927

Carli's Fine Bistro & Piano

En esta Colonia

En esta Colonia aprendí a valorar lo que tengo.

En esta Colonia nací, me crié y pasé los mejores tiempos de mi vida.

En esta Colonia me eduqué; aprendí Español e Inglés y, por mi temprana educación, disfruto de una cultura más amplia y sólida que la de la mayoría de los norteamericanos.

En esta Colonia nacieron mis padres, cuyos sacrificios no fueron en vano y tuvieron la voluntad, visión e iniciativa de haber creado un hogar sano, divertido y próspero sin la dependencia de nadie.

En esta Colonia mi padre se hizo arquitecto colegiado y de prestigio, sin haber tenido que salir fuera de nuestra pequeña isla.

En esta Colonia aprendí a respetar a mi prójimo, mostrar cortesía, el buen gusto (mi madre) y más que suficiente profesionalismo para competir y estar a la par con cualquier ciudadano de otro país.

En esta Colonia aprendí lo que es justo, a ser agradecido, a medir mis acciones y a no atropellar a otros.

En esta Colonia aprendí a tocar múltiples instrumentos musicales, amar el piano, ejecutar y componer en el idioma musical del Jazz y el Rock con pleno dominio y alcancé el éxito en las esferas más altas del género.

En esta Colonia aprendí el arte del dibujo y la pintura, para mi gran satisfacción y el deleite de otras personas.

En esta Colonia he desarrollado negocios exitosos y de reconocimiento internacional.

En esta Colonia me re-inventé cuantas veces fue necesario y me desarrollé exitosamente por el bien de mi familia y el de los demás.

En esta Colonia forjé amistades sólidas, por quienes lo daría todo.

En esta Colonia aprendí a valorar el olor y el sonido de la lluvia cuando cae en una mañana soleada.

En esta Colonia conocí a mi amada ‘llama gemela’ y querida esposa; novia, amante, compañera, amiga, socia, consejera, madre de mi querido angelito, Mia, y cómplice de mi diario vivir.

En esta Colonia he criado a mi hija y he conocido el amor incondicional.

En esta Colonia aprendí a amar y a ser amado.

En esta Colonia aprendí a debatir ideas con cualquier persona en el mundo sin temor ni titubeo alguno.

En esta Colonia aprendí a tener dignidad, confianza y seguridad en mí mismo.

En esta Colonia aprendí el valor de la familia y los amigos.

En esta Colonia, durante mi juventud, nunca carecí de nada.

En esta Colonia he tenido siempre cerca el mar, el bosque, los llanos y los montes.

En esta Colonia conocí la nobleza, la bondad, el talento y la dicha del jíbaro de la montaña.

En esta Colonia aprendí que, aun cuando viva en países lejanos, mi dignidad y mi cultura no son negociables, que siempre seré puertorriqueño.

En esta Colonia aprendí a ser de mente y espíritu abierto, a disfrutar del juego sano y el buen sentido de humor.

En esta Colonia aprendí a desarrollar mi creatividad y a conocer que no existen barreras para alcanzar el éxito.

En esta Colonia aprendí que somos espíritus manifestándonos en la materia.

En esta Colonia aprendí a ser de libre pensamiento y acción.

En esta Colonia mis padres me enseñaron a ser un hombre justo, honesto y compasivo.

En esta Colonia aprendí que el dinero es solo un medio útil para el intercambio de bienes y servicios; mi bienestar y felicidad van mucho mas allá de lo que pueda poseer o no.

En esta Colonia aprendí a divertirme hasta más no poder, tanto en mi juventud, como ahora.

En esta Colonia también aprendí que hay gente que solo ve el lado vacío del medio vaso de agua y desarrolla posturas tóxicas para los demás.

En esta Colonia también aprendí que hay muchos que han perdido la fe en sí mismos.

En esta Colonia, también aprendí que hay aquellos que, por sus propias carencias, optan por criticar y defalcar su propia ‘casa’ por ideales ilusorios y efímeros.

En esta Colonia aprendí que a veces hay que reinventarse, pero aun así hay que comenzar por lo sustantivo.

En esta Colonia aprendí que mi dignidad no depende de ningún estatus político.

En esta Colonia, vivo, juego, trabajo, hago musica, pinto, escribo, leo, estudio, aprendo, enseño, comparto, rezo, lloro, río, respiro y le doy las gracias al Ser Supremo que me ha permitido nacer y vivir aquí. ¡En esta Colonia!

Please visit our other site: Carli's World

© Copyright, 2005-2010

Terms and Conditions Privacy Policy